Blogia
Hoy es siempre todavía

GP Malasia F1 2.009

GP Malasia F1 2.009

¡Vaya inicio de campeonato! ¡Y cómo ha cambiado el circo de un año a otro! Antes estábamos deseando que cayeran cuatro gotas para que comenzara el espectáculo. Ahora, muchos rezan para que el asfalto no tenga ni gota de agua.

Año tras año la FIA se empeña en cambiarlo todo: la reglamentación, las especificaciones técnicas de los monoplazas, los neumáticos, los componentes aerodinámicos, ... ¿No serán demasiados cambios? Desde luego, todos aquellos que mejoren la seguridad de los pilotos serán bienvenidos por mi parte. Pero pueden acabar matando a la gallina de los huevos de oro. Y tal como está el patio ...

Bueno, por lo menos emoción no falta. Aunque hasta un niño pequeño es capaz de adivinar quién va a ganar la carrera: piloto y escudería. En eso sí hemos perdido emoción. La próxima semana hay cónclave para tomar una decisión al respecto de los dichosos difusores. Ahora bien, algo tendrá el agua cuando la bendicen. ¿Sólo esta pieza justifica que una escudería salida de la nada domine de esta manera tan insultante al resto? No sé dónde está el truco.

Maravillosa salida de Alonso. De las de antes, con su antiguo Renault, el que ganaba campeonatos del mundo. En tres curvas, tercero. Pero esta vez el "paquete", la "chicane con ruedas" era el mismísimo Fernando que, cargado de combustible, era incapaz de resistir las embestidas primero de Button y después de Barrichelo (el mundo al revés). Y después frenaba el ritmo de todos los que le seguían: Vettel, Raikonnen, Hamilton, Webber, ... ¿Alguien más?

Todos los comentarios giraran en torno a la lluvia. No interesaba que lloviera muy pronto, para que Alonso pudiera aprovechar sus kilos de combustible de más. Pero el agua llegó, no tan pronto como pensaron en el box de Ferrari (lo de esta escudería no tiene nombre, que se lo digan al Kaiser), y en mal momento para Fernando que, justo cuando podía aprovechar la ventaja que suponía que varios rivales hubieran hecho ya su parada en boxes, se salió y perdió todas sus opciones.

Después pudimos comprobar que estos coches en agua son inmanejables. Y venga paradas. Y venga equivocaciones. Neumáticos de lluvia extrema cuando caían cuatro (alguna más) gotas. Neumáticos extremos cuando diluviaba. El "circo", nunca mejor dicho. Baste decir que Button ganó la carrera tras entrar cuatro veces en boxes en las 33 vueltas que dió al circuito. Y que Heidfeld quédó segundo entrando sólo una vez.

Al final, bandera roja y carrera suspendida. Estuvieron un rato mojándose todos para terminar metiéndose para dentro. No sabemos si Raikonnen tendrá algún contacto en las altas esferas pero ya estaba comiendo helados y vestido de bonito mucho antes de que los demás nos enteráramos de la decisión. Nadie tenía ganas de reanudar la carrera. Bueno, algunos sí, los que eran conscientes de que al no cubrirse el 75% de las vueltas sólo iban a puntar la mitad de lo establecido.

En definitiva, segunda victoria de Jenson Button (quién le ha visto y quién le ve) y Brawn GP (por si no quedó claro en el post anterior que también ganó en Australia), primer podo para BMW Sauber y segundo para Toyota, esta vez para Glock. A ver qué pasa en China la próxima semana.

 GP Malasia Mundial pilotos 
Jenson ButtonJenson Button15 ptos.
 Brawn GP Brawn GP 
Nick HeidfeldRubens Barrichelo10 ptos.
 BMW Sauber Brawn GP 
Timo GlockJarno Trulli8.5 ptos.
 Toyota Toyota 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres