Blogia
Hoy es siempre todavía

Londres (I)

Londres (I)

Si hace tres años nos escapamos unos días a Barcelona coincidiendo con el campamento de ASTRADE (para ver la ciudad y visitar a nuestro buen amigo Valentín), hace dos nos atrevimos con un viaje a París aprovechando la estancia de Sara en Fundamifp, y el año pasado visitamos Roma en compañía de Iku y Valentín, en esta ocasión nuestro destino fue Londres (una verdadera pena que motivos laborales hayan impedido que nos acompañaran Iku y Valentín en esta ocasión). Como siempre, quiero empezar este post con un especial y sincero agradecimiento a todas las personas que se quedan aquí velando por si ocurre alguna contingencia. No quiero dejar a nadie en el tintero y no daré nombres, pero si leéis estas líneas seguro que sabéis bien quiénes sois.

Tras dejar a Sara en Águilas volvimos a Alcantarilla, donde nos esperaba Juan Carlos para llevarnos al aeropuerto de El Altet, con la suficiente antelación para facturar sin prisas y embarcar a la hora fijada en el avión, si el tiempo y los controladores aéreos lo permitían. Teníamos escaso tiempo para el transbordo en la T4 de Barajas.

Tras las ya habituales compras en el duty free el vuelo salió con retraso, algo más de media hora. Asumible. El vuelo fue corto y nos permitió recorrer toda la terminal andando, cosa que no sucedería a la vuelta (no adelantemos acontecimientos), aunque ya estaba embarcando el pasaje cuando llegamos a la puerta correspondiente.

La salida del avión de Barajas también se produjo con cierto retraso y la aproximación a Heathrow me dejó noqueado para el resto del día. Un descenso interminable, quince minutos esperando que algún avión despejara la "plaza de aparcamiento" (palabras textuales del comandante de la nave) y, si faltaba algo, un "finger" que no encaja. Mas la UK border y la espera del equipaje en la cinta.

Por lo menos el traslado del aeropuerto al hotel fue rápido y sólo la noche nos impidió ver algo de nuestro destino. Llegamos al hotel (The Caesar), muy confortable y recomendable para turistas españoles. Te sientes como en casa. Algo tarde para salir o tomar un tentempié en el mismo hotel, por lo que nos tuvimos que conformar con el room service. Había que descansar. Se avecinaba una terrorífica jornada bajo la impacable guía de May, dispuesta a ver todos los museos, monumentos y musicales de Londres...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Valentín -

Nos hubiera gustado mucho ir con vosotros pero...las obligaciones son las obligaciones. Esperamos atentos e imapcientes mas capítulos de vuestro viaje.

Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres