Blogia
Hoy es siempre todavía

Deporte

Pekín 2.008

Pekín 2.008

Terminaron los Juegos Olímpicos de Pekín y para muchos es hora de hacer balance. Para los mismos que desde meses antes elucubraban con el número de medallas con las que volvería a casa la delegación española: “serán 22, con 6 de oro”, “serán 20”, “superaremos lo de Atenas”. Son esos que no participan, que no entrenan un mogollón de horas diarias, que no sienten la espada de Damocles sobre sus cabezas (sólo si un mal resultado puede suponer que pierdan el sillón). Mis planteamientos son mucho más sencillos: “cuantas más, mejor”, admirando a cada deportista que consigue una y reconociendo su trabajo, y no olvidándose del que no sube al podio pero ha dado todo lo que tenía dentro, con medalla, con diploma o quedando clasificado en último lugar.

Definitivamente, España ha conseguido 18 medallas (5 de oro, 10 de plata y 3 de bronce). Estadísticamente, es su tercera mejor actuación, no superando únicamente a Barcelona 92 (23) y Atenas 04 (19). Pero si en vez de la cantidad valoramos la calidad de las preseas conseguidas, resulta ser la segunda mejor actuación de la historia, sólo superada por la inolvidable Barcelona 92 (¡13 medallas de oro!), ocasión en la que jugábamos en casa.

Entrando sólo a valorar aspectos deportivos, visto por televisión la organización ha parecido perfecta, y las ceremonias de apertura y clausura, originales y plásticas (deben ser muy buenas para aguantar el tirón). Comentario aparte merecen las instalaciones, vanguardistas e implecables, como el "nido de pájaro" y el "cubo de agua", entre otras. Impresionante también el pabellón de baloncesto, aunque los jugadores resbalaran más de lo habitual.

Para alguien al que le gusta el deporte en general, y visto que hay muchas ciudades que se pelean por organizarlas, los Juegos Olímpicos deberían realizarse cada dos años como máximo, porque sólo así tendríamos la oportunidad de ver con relativa frecuencia algunos deportes que parece que hibernan durante cuatro años. ¿Quién ha visto esgrima, halterofilia, badminton, gimnasia, judo, taekwondo o tiro en televisión con alguna frecuencia?

La mayoría de nuestros valores seguros cumplieron con su responsabilidad: Gervasio Deferr, David Cal, Rafael Nadal, Gemma Mengual, Joan Llaneras, los chicos de vela y los equipos de baloncesto masculino y natación sincronizada. Pero otros, lamentablemente (y los primeros en lamentarlo serán ellos) sencillamente no tuvieron su mejor día: Paquillo Fernández o Javier Gómez Noya.

Tras un inicio muy esperanzador (oro de Samuel Sánchez en la prueba de ciclismo en ruta el primer día de competición y bronce de José Luis Abajo en espada al día siguiente) vino una eterna semana en blanco, sin “rascar medalla”. Tras la polémica plata en 49er de Iker Martínez y Xabi Fernández remontamos el vuelo. Al día siguiente, cuatro de golpe (y dos de oro): Joan Llaneras, Rafa Nadal, Gervasio Deferr y el doble femenino de tenis (Ruano y Anabel Medina). Y casi sin pausa fueron cayendo una tras otra en una semana final de infarto: Leire Olaberría, Llaneras-Tauler, Gemma Mengual y Andrea Fuentes, y el oro de Echávarri y Paz.

Faltaba el epílogo acuático (las dos platas de David Cal, el oro de Pérez y Craviotto) y las medallas de los equipos: las platas del baloncesto y del hockey masculino y de sincronizada y el bronce del balonmano.

¿Y quién es el “rey o reina de los Juegos”? Me es difícil elegirlo entre Michael Phelps (ocho medallas de oro y siete records del mundo) y Usain Bolt (tres medallas de oro y tres records del mundo). Los pondría a los dos al mismo nivel, pues ambos tienen razones muy poderosas de su parte. Phelps tiene más metales y más records, pero es algo más habitual. En atletismo no es tan fácil batir un record en unos juegos, y los tres son estratosféricos.

Y, por supuesto, el equipo español de baloncesto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Pekín 2.008 - Medallas de plata

Pekín 2.008 - Medallas de plata

A. Medina / V. Ruano

Tenis dobles

 

Gervasio Deferr

Gimnasia Artística Suelo

 

I. Martínez / X. Fernández

Vela "49er"

 

J. Llaneras / T. Tauler

Ciclismo Madison

 

G. Mengual / A. Fuentes

Natación sincronizada Dúo

 

David Cal

Bote C1 1.000

 

David Cal

Bote C1 500

 

Equipo Femenino

Natacion Sincronizada

 

Equipo Masculino

Hockey

 

Equipo Masculino

Baloncesto

Pekín 2.008 - Medallas de bronce

Pekín 2.008 - Medallas de bronce

José Luis Abajo

Espada individual

 

Leire Olaberria

Pista por puntuación

 

Equipo masculino

Balonmano

Un partido para la historia (¡Felicidades, campeones!)

Un partido para la historia (¡Felicidades, campeones!)

Habrá que guardar esta final olímpica de baloncesto en la retina y en la memoria junto a otros memorables momentos en la historia de la selección española: la plata de Los Ángeles 84, el Mundial de Japón 06, la victoria sobre Estados Unidos en Cali, las victorias sobre las ya desaparecidas Yugoslavia y URSS en algunos Eurobasket, …

¡Menudo partidazo nos ha brindado España este domingo de clausura de Pekin 2.008! Se ha perdido, sí, pero no como en el partido de la fase de grupos, vendiendo tan cara la derrota que las figuras de la NBA no han podido levantar el pie del acelerador ni disfrutar la victoria hasta el último segundo. Incluso el resultado final (107-118) es engañoso y no refleja la diferencia de juego entre ambos combinados.

Quien sabe si en otras circunstancias (un equipo americano ni tan potente ni con esa desconocida mentalidad de grupo, unos árbitros que pitaran esos dichosos “pasos de salida” que se han hecho famosos en los partidos de Estados Unidos, la baja de Calderón) el oro colgaría del cuello de nuestros jugadores pero, en todo caso, se merecen mi admiración y mi reconocimiento.

Aguantar no ya más de un cuarto sino todo el partido al magnífico equipo americano no lo había conseguido nadie hasta hoy. Creo que para ellos era inimaginable que España no le perdiera la cara al encuentro en ningún momento, que dominara el marcador en algunas fases, que siempre estuviera ahí, que se pudiera poner a tan sólo dos puntos (89-91) en el último cuarto, o que a falta de poco más de dos minutos la ventaja fuera de cuatro puntos (104-108).

España ha jugado muy bien, y esa era su única oportunidad. Para ganar, Estados Unidos tenía que jugar un mal partido, y eso no ha ocurrido. De hecho, Chris Paul, Dwyane Wade, LeBron James y Kobe Bryant, por poner un ejemplo, han tenido que mostrar lo mejor de sí mismos para conseguir llevarse el oro.

Es difícil no resaltar la actuación de alguno de nuestros jugadores, y de nuestro seleccionador, Aíto, que sí que se dejó alguna carta escondida en nuestro primer duelo con los americanos. Juan Carlos Navarro ha mostrado el nivel que todos esperábamos de él, Rudy Fernández se ha marcado algún que otro triple estratosférico y ha dejado bien a las claras que brillará en la liga de los que hoy han sido sus adversarios. Muy bien Carlos Jiménez (una pena que deje la selección), genial Felipe Reyes en la zona enemiga, sorprendente Ricky (da gusto ver jugar con esa facilidad a un jugador de su edad, llegará muy lejos, no cabe la menor duda). Bien los Gasol (mejor Pau, que ha terminado el campeonato como máximo anotador al igual que en Atenas). Y funcionando a su máximo nivel el resto: Garbajosa, Raúl López, Mumbrú y Berni Rodríguez.

A nadie le gusta perder, pero hacerlo de esta manera deja bien a las claras que nos encontramos ante la mejor generación baloncestística de toda la historia. En el escaso margen de dos años nos han hecho vibrar en tres campeonatos distintos, hemos disfrutado de tres finales. Hemos conseguido el primer Mundial de la historia, la segunda medalla de plata en unos Juegos Olímpicos y la sexta medalla de plata en un Europeo (en un partido que no se debió perder).

Los nombres de Pau Gasol, Rudy Fernández, Ricky Rubio, Juan Carlos Navarro, José Manuel Calderón, Felipe Reyes Pívot, Carlos Jiménez, Raúl López, Berni Rodríguez, Marc Gasol, Álex Mumbrú y Jorge Garbajosa, así como de Aíto García Reneses, Joaquim Costa y Juan Antonio Orenga ya han entrado al imaginario “Hall of fame” del deporte español.

La ÑBA jugará la final olímpica (contra la NBA)

La ÑBA jugará la final olímpica (contra la NBA)

No cabe duda de que nos encontramos ante la mejor generación baloncestística española de todos los tiempos. Sin tanta brillantez como en Japón’06 pero con solvencia, España ha cumplido las expectativas alcanzando la final de los Juegos Olímpicos de Pekín tras superar a Lituania, un duro rival, que había alcanzado siempre las semifinales en su corta historia como nación.

La zona marcada por Aíto al comienzo del último cuarto ha sido fundamental. El colchón obtenido con la misma ha sido muy bien manejado por España, que ha sufrido en muchas partes del encuentro y que ha ido a remolque de los lituanos y sus triples durante bastantes minutos. Si Kleiza no ha estado nada afortunado (vaya dos antideportivas que se ha marcado) el que ha destapado el tarro de las esencias ha sido Jasaitis, consiguiendo varios triples en momentos cruciales.

La baja de Calderón ha obligado a una mayor presencia de Ricky y Raúl López. Bien Pau al final del tercer cuarto y comienzo del último. Buena aportación de Felipe Reyes, siempre en el sitio, intermitentes Rudy y Garbajosa. Correcto Carlos Jiménez, aportando sus rebotes como siempre. Muy apagado Marc y sin encontrar su sitio en todo el campeonato Juan Carlos Navarro.

Por desgracia, lo normal es que el domingo consigamos la plata, aunque esta tarde la victoria de los jugadores de la NBA ante una Argentina muy diezmada por las lesiones (Nocioni, Ginobili, ...) no ha sido ni mucho menos un paseo militar. Pero no perdamos las esperanzas antes de tiempo ...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

... Y Jamaica pulveriza el de 4x100 m

... Y Jamaica pulveriza el de 4x100 m

Usain Bolt ya tiene tres medallas de oro y tres records del mundo. Si no fuera por la hazaña de Michael Phelps, el "rey de los Juegos" tendría nombre y apellidos ... jamaicanos.

Junto a sus compatriotas Nesta Carter, Michael Frater y Asafa Powell (ex-recordman mundial) ha ganado la final de los relevos 4 x 100 metros con un tiempo de 37.10 s, mejorando la anterior plusmarca universal de los estadounidenses M. Marsh, L. Burrell, D. Mitchell y C. Lewis (Barcelona 92 y Stuttgart 93). Jamaica fue de más a menos y tras la curva Bolt entregó ya en primera posición el testigo a un Asafa Powell que sólo tuvo que certificar el nuevo record del mundo, sin nadie que le impidiera el triunfo (segunda posición para Trinidad y Tobago y tercera para Japón).

Bolt pulveriza el record de 200 m

Bolt pulveriza el record de 200 m

Si en la final de 100 metros Usain Bolt demostró que es (y será por mucho tiempo) el actual rey de la velocidad, la final de 200 metros ha certificado esta circunstancia. El jamaicano consiguió su segundo oro olímpico y su segundo récord mundial, con un tiempo de 19,30 s, rebajando dos centésimas la plusmarca establecida por el míti-co Michael Johnson, el único que parecía capaz de destronar a Pietro Menea (que mantuvo el record durante 16 años).

Esta vez no pudo dejarse llevar y tuvo que correr hasta el último de los doscientos metros, pero esa combinación suya de velocidad y zancada es letal. Sencillamente impresionante.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Rafa Nadal ya es número uno

Rafa Nadal ya es número uno

Rafa Nadal no es el primer español que alcanza el número uno del ranking ATP. Carlos Moyà (dos semanas) y Juan Carlos Ferrero (ocho semanas) ya habían conseguido antes ser número uno del mundo. Pero esta vez ha sido más difícil. Parecía imposible que, con los resultados de Rafa, no desbancara a Federer, y éste, la máquina suiza, era el problema. Nadal ha tenido que ganar 5 Grand Slams (cuatro Roland Garros y un Wimbledon), 12 Masters Series y el oro olímpico para poder ser considerado oficialmente como el mejor tensita del mundo.

Nada tan merecido para un deportista todo corazón y todo potencia, con una fuerza mental impropia de su edad. Esperemos que su reinado no sea tan efímero como el de sus predecesores, aunque Djokovic anda al acecho.

Felicidades, campeón.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres