Blogia
Hoy es siempre todavía

Ciclismo

Chapeau Alejandro

Chapeau Alejandro

No hay duda. Cuando la recta de meta pica hacia arriba, Alejandro es el mejor. Y hoy lo ha demostrado en Jaén, en la llegada de la segunda etapa de esta Vuelta a España, demarrando y sacando de rueda a los que le acompañaban en el pelotón, entre los que se encontraban dos dificilísimos enemigos como Davide Rebellin y Alessandro Ballan, muy curtidos en estas lides. Sencillamente impresionante. 

Al final ha picado dos segundos a sus perseguidores que, unidos a los veinte de bonificación, le ponen al frente de la clasificación general, vistiendo el maillot oro de la ronda hispana. Aunque Alejandro iba muy bien colocado en los últimos kilómetros de la etapa (y a su rueda, el de siempre, Paolo Bettini) ha sido fundamental el ataque bajo la pancarta del último kilómetro de su compañero en el Caisse d’Epárgne, Joaquim Rodríguez, que obligó a un esfuerzo suplementario a los ciclistas colocados en las primeras posiciones para cazar.

El mismo Alejandro reconoce que no se ve capacitado para llevarse la vuelta, sobre todo por lo larga que se le puede hacer la tercera semana, pero deberán andar con cuidado los máximos candidatos a la victoria final y mal harán en descartarlo de principio. Lo cierto es que su temporada ha sido muy cargada y que llega con muchos kilómetros en sus piernas. Además, recuerdo que ya comenté en un post anterior (Chapeau Sastre) que estos esfuerzos se pagan muy mucho de cara a la victoria final y que los corredores que están pensando en la victoria final sólo piensan en pasar estas primeras etapas sin incidentes hasta la primera contrarreloj de Ciudad Real (42,5 km) y la etapa del próximo sábado con final en La Rabassa.

Espero que algún día nos de una alegría a sus incondicionales seguidores (murcianos y foráneos) y una a su inmejorable palmarés la victoria en una gran vuelta. De momento, no nos podemos quejar de las que nos da un día sí y otro también. Hoy tocaba su quinta victoria en la vuelta y un nuevo maillot oro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Chapeau Samuel. Chapeau España

Chapeau Samuel. Chapeau España

¡Ya tenemos la primera medalla, y es de oro, en Pekín! El asturiano Samuel Sánchez ha culminado el impresionante trabajo de todo un equipo, de toda una selección, y ha cruzado en primer lugar la meta en un disputado sprint con el italiano Davide Rebellin y el suizo Cancellara, que demarró con fuerza del grupo principal de perseguidores.

Hay que reconocer la categoría de los cinco ciclistas españoles, que lo han ganado todo. Hay ver cómo se sacrifican por el bien del equipo. Cada uno tiene su papel y lo cumplen a la perfección, y si toca trabajar, se trabaja, aunque uno sea campeón del mundo, ganador del Tour, ganador del Giro o ganador de todas las clásicas habidas y por haber. Y algo tendrá que ver también en esto el seleccionador, Paco Antequera. Y también todos esos gregarios, todos esos ciclistas, que son los que con su trabajo permitan que los grandes corredores culminen el trabajo y consigan las victorias.

En la fase decisiva de la prueba las marcas parecían claras: Samuel con Rebellin y Alejandro con Bettini. El problema es que no corren solos españoles e italianos. Hay mucha gente y todos quieren hacer su carrera, e intentan aprovechar la más mínima oportunidad.

A falta de seis kilómetros para el final, parecía que Samuel Sánchez se jugaría el oro con Andy Schleck y Davide Rebellin, un mal compañero de fuga. Kolobnev y Rogers se iban acercando y por momentos se veía que podían cazar al trío de cabeza. Valverde y Bettini iban en un segundo grupo con otros grandes favoritos. De aquí demarró Favian Cancellara en un portentoso ataque, cazando primero a los dos perseguidores y haciendo que el grupete de seis pasara junto por debajo de la pancarta del último kilómetro.

Quedaba la subida final y esos fatídicos 150 metros que antecedían a la meta. Y ahí, en el momento crucial, Samuel Sánchez fue el más fuerte, el más inteligente, el mejor ... y consiguió la medalla de oro por delante de Rebellin (plata) y Cancellara (bronce).

No ha ganado Valverde, pero parece claro que le ha perjudicado ser el máximo favorito. Todo el mundo sabía, hasta Paolo Bettini, que si se llegaba en grupo el sprint sería para él. Pero estoy seguro que Alejandro se alegra tanto como nosotros, como el que más, del triunfo de Samuel, del triunfo de una selección, del triunfo de España. Sincera ha sido su felicitación, y la de Contador, como todo un guiño de complicidad el saludo final entre el murciano y Bettini.

Seguro que a todos se nos han puesto los ojos brillantes viendo a Samuel emocionado en el podio.

Giro, Tour, Olimpiada, ¿podemos soñar con la Vuelta y el Mundial? De momento, no se puede pedir más.

Victoria de Alejandro Valverde en la Clásica de San Sebastián

Victoria de Alejandro Valverde en la Clásica de San Sebastián

El ciclista murciano Alejandro Valverde se acaba de adjudicar la Clásica de San Sebastián (única carrera de un día disputada en España perteneciente al Uci Pro Tour y último ensayo general de la prueba de ciclismo en ruta de los Juegos Olímpicos de Pekín que se disputará el próximo sábado, 9 de agosto). Han participado gran parte de los protagonistas del pasado tour (Sastre, Menchov, Cunego, Popovych, Samuel Sánchez, Andy Schleck) y otros corredores tan importantes como Bettini, Rebellin y Contador.

El de Las Lumbreras ha demostrado una vez más que en carreras de un día es un gran especialista, y que no le tiene miedo a ningún sprint, aunque éste lo haya disputado en la última recta, de un kilómetro de longitud, un reducido número de corredores entre los que se encontraba el actual campeón olímpico y gran favorito de nuevo al oro, el italiano Paolo Bettini (Quick Step), Davide Rebellin (Gerolteiner), Samuel Sánchez (Euskaltel-Euskadi) y Denis Menchov (Rabobank).

Ojalá no pierda ese fenomenal estado de forma en esta semana y consiga una medalla olímpica, si puede ser la de oro mejor, en Pekín. Allí no podrá perder de vista a Bettini, que se mueve como pez en el agua en este tipo de pruebas. Suerte. No son muchos los murcianos que se han colgado al cuello una de las preciadas preseas (todavía nos acordamos de la medalla de plata en Barcelona de Antonio Peñalver).

Chapeau Sastre

Chapeau Sastre

Carlos Sastre pasará a la historia como el séptimo español que gana el Tour de Francia, tras lo más granado del ciclismo nacional y mundial (Federico Martín Bahamontes -1.959-, Luis Ocaña -1.973-, Pedro Delgado -1.988-,  Miguel Indurain -1.991, 1.992, 1.993, 1.994, 1.995-, Oscar Pereiro -2.006-, Alberto Contador -2.007-). Me incluyo entre los que temían que no sería capaz de aguantar su exigua ventaja sobre Cadel Evans en la contrarreloj del sábado, y pocas veces se alegra uno más de haberse equivocado.

En ningún momento pareció peligrar su victoria final en la prueba contra el crono, y demostró que ha sido el más fuerte en esta edición de la ronda gala. Me alegro de que haya cumplido su sueño y que haya hecho feliz a tantos y tantos aficionados a este deporte tan sacrificado. Desde luego, ha terminado con el mal sabor de boca de los positivos en los primeros días de la carrera de dos corredores españoles y de un tercero, italiano, pero que corría para un equipo ciclista español aunque tuviera la sede en Suiza.

La victoria de Sastre representa el triunfo del sacrificio y la fe en el ciclismo. Personalmente pienso que hay que humanizar este deporte, que hay que olvidarse de esas arrancadas que nos levantaban del sillón. Tenemos que irnos acostrumbrando a escasos ataques siempre en el último puerto y no a escapadas de 100 kilómetros que llegan a meta con más de diez minutos de ventaja. Salvo honrosas excepciones de superdotados para este deporte.

En este tour se ha hablado de EPO de tercera generación. Seguro que ya están trabajando con la de cuarta y siempre habrá alguien dispuesto a ser el primero en probarla. Sólo cabe esperar que los métodos analíticos sólo vayan un poquito por detrás y las victorias sean limpias y ganadas en la carretera.

Un párrafo para Alejandro Valverde. Tras salir séptimo de Alpe d’Huez perdió dos posiciones en la general en la contrarreloj del sábado, quedando finalmente clasificado en novena posición. Lástima de la caída y del mal día en los Pirineos, en el que la táctica del CSC no le permitió coger al grupo de cabeza en el descenso del Tourmalet, ya que el último puerto lo podría haber aguantado con los mejores. Siempre inquieto y batallante, debería serenarse un poco y ahorrar cualquier esfuerzo innecesario si realmente piensa algún día en hacer algo grande en una de las tres grandes. Pienso que tiene potencial para ello, pero su planificación debería ser totalmente distinta. Él y sus directores son los que mejor saben lo que más conviene al murciano y no voy yo a decírselo desde aquí. En todo caso, felicitaciones por su victoria de etapa (podrían haber sido dos por la descalificación de Riccó), por haber llevado el preciado maillot amarillo, por haber llegado a París (intentando incluso meterse en el sprint en los Campos Elíseos) y por haber terminado ente los diez primeros clasificados.

Como dice mi amigo Valentín, fue un buen presagio que volviera de París con el maillot amarillo el mismo día en que arrancaba la carrera. Desde luego, el mío ha costado menos esfuerzo que el de Carlos Sastre. Que siga la racha en las Olimpiadas. 

Bien Valverde. Grande Sastre

Bien Valverde. Grande Sastre

Gran etapa alpina en el Tour con final en Alpe d’Huez. Si en todos los mentideros deportivos se ha hablado de Carlos Sastre como ese ciclista que aguanta y aguanta y casi nunca da un paso al frente (y muchos hemos asentido), hoy se ha destapado, consiguiendo una victoria antológica en esta edición del Tour con un ataque en la primera rampa de la última ascensión, con más de 13 kilómetros por delante, luchando contra todos sus rivales ... y sus compañeros de equipo (los hermanitos Schleck, que han pensado más en el plano individual que en el colectivo, sobre todo al principio, antes de que su director, Bjarne Rijs, pasara con Carlos y los frenara).

Con esta victoria se coloca lider de la clasificación general, aunque su ventaja no es definitiva, sobre todo pensando en la contrarreloj final. Segundo queda Frank Schleck (a 1:24) y cuarto Cadel Evans (a 1:34), posiblemente su máxima preocupación. Pero hoy el maillot amarillo no se lo quita nadie. Ya se sabe lo que se dice del que sale de amarillo de Alpe d’Huez, aunque por desgracia alguna vez no se ha cumplido. De todos modos, chapeau para él, para quitarse el sombrero su actuación de hoy.

Buena actuación de Alejandro Valverde, que ha estado con los mejores, donde debe estar. Lástima el mal día de los Pirineos, porque estaría rondando el podio. Si la segunda semana fue una desilusión para todos los que confiamos en él y muchos ya hablaron de que no era un ciclista para pruebas de 21 días, no ha fallado en los Alpes. Incluso hoy se ha visto que sus sensaciones eran buenas y ha intentado demarrar en varias ocasiones, sin conseguirlo. Ya es séptimo en la general (a 5:35). 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Segunda victoria murciana en el Tour 2.008

Segunda victoria murciana en el Tour 2.008

Luis León Sánchez, levantando los brazos unos metros antes de la meta, disfrutando su triunfo de etapa, ha ganado la séptima etapa de esta edición del Tour. Si ayer le faltó muy poco a Alejandro Valverde para conseguir la segunda victoria murciana (quitando en parte las dudas que había sembrado su caída el día anterior) se ha llevado esta etapa que ha discurrido por el Macizo Central con final en Aurillac. Gran trabajo de su equipo, el Caisse d’Epargne, con Pereyro saliendo a todos los ataques.

Primer amarillo de Alejandro

Primer amarillo de Alejandro

Tras proclamarse campeón de España la pasada semana, uno de los pocos títulos que le van quedando en su palmarés, junto al campeonato mundial y al oro olímpico, el murciano Alejandro Valderde se adjudicó al sprint su segunda etapa en el Tour de Francia (la primera fue en Courchevel en la edición del 2.005 ante el mismísimo Lance Armstrong) para enfundarse su primer maillot amarillo de líder de ’La Grande Boucle’.

Este año el Tour no ha comenzado con el prólogo de siempre, sino con una atractiva etapa en línea, con una meta que no estaba al alcance de los sprinters, con un repecho de casi 2.000 metros con un desnivel medio del 6,2%. Una oportunidad que Alejandro no ha dejado escapar.

Es demasiado pronto para conservar el maillot tres semanas, no cabe duda, y el equipo no debería trabajar más de la cuenta para defender un liderato en este primera semana. Pero es un lujo llevar la preciada prenda y, sobre todo, ir acumulando victorias en el Tour. Esperemos que no sea la última victoria y que el 27 de julio sea su gran día.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Triunfo de Contador en el Giro

Triunfo de Contador en el Giro

El domingo, 25 de mayo, el Giro afrontaba una etapa decisiva con salida en Arabba y final en la temida Marmolada después de superar un buen número de puertos. Alberto Contador, a cinco segundos del líder, podía apoderarse de la maglia rosa, y así lo hizo, poniéndose primero en la clasificación general con 33 segundos de ventaja sobre la “cobra” Riccó. Y en una vibrante y espectacular última semana, en la que tuvo que pasar momentos difíciles como en la antepenúltima etapa, tras la que sólo mantenía una ventaja de cuatro segundos, que supo conservar en la penúltima, con las ascensiones al mítico Mortirolo y Áprica, para terminar exultante en la línea de meta de Milán en la última contrarreloj.

Contador se ha convertido en el segundo español que gana la ronda italiana, tras Miguel Indurain, y es el primer “extranjero” que gana la prueba después de doce victorias italianas en su prueba.

Desde el navarro ningún ganador del Tour había logrado vencer el Giro. Ya que circunstancias extradeportivas no le dejan correr este año la gran prueba gala, que esperamos que gane nuestro paisano Valverde, del que ya hablaremos, esperemos que se prepare a conciencia para la Vuelta a España y sea el único español en conseguir las tres grandes. De momento, sus últimos éxitos lo colocan en la cima del ciclismo español y mundial.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres